RIFEGU ejemplo de excelencia educativa, deportiva y social

Luis Enrique Bolaños

Periodista deportivo y estadígrafo

 

• El objetivo no es solo acumular trofeos, si no que por medio de las victorias deportivas los chicos alcancen la motivación necesaria para concluir su secundaria con éxito.
• Los logros más importantes son la disciplina y el respeto
Emilena Masis M
Colaboradora

Hace diez años nació la idea de conformar un equipo de futbol en el Colegio Ricardo Fernández Guardia (RIFEGU) ubicado en San Sebastián, esto con el fin de involucrar a los estudiantes en la sana competencia y exigencias de un deporte, alejándolos de las drogas y vulnerabilidades a las que se ven sujetos los jóvenes de hoy en día.
Su fundador Roberto Zamora, comenta que la mayoría de los jugadores son vecinos de las zonas urbano-marginales de la capital, por lo que para el como entrenador el principal reto es trabajar más allá del área deportiva, temáticas de valor propio, metas y otros aspectos que ayuden a los jóvenes a forjar un mejor futuro. Asegura que el objetivo no es solo acumular trofeos, si no que por medio de las victorias deportivas los chicos alcancen la motivación necesaria para concluir su secundaria con éxito.
Zamora trabaja con equipos en categorías C y D de Futsal, los cuales son conformados por estudiantes de la Institución educativa y se renueva cada año con los nuevos alumnos; inclusive asegura que algunos muchachos juegan durante los 5 años de secundaria. Cuenta que han tenido grandiosas experiencias en torneos a nivel nacional y principalmente de San José, en el cual han llegado a ser campeones.
El nivel competitivo que los jugadores han alcanzado les ha permitido guardar gratas experiencias en sus memorias y carreras deportivas; es el ejemplo de Hugo Alberto Montenegro quien debutó en primera división con el deportivo Saprissa gracias a las recomendaciones y eficacias de este proyecto. Sin embargo, para ellos los logros más importantes son la disciplina y el respeto.
“Son muy unidos, una familia”, asevera Zamora, porque los estudiantes se apoyan entre si no solo en el campo, si no en las diversas situaciones que viven debido a la condición de la que se ven sujetos, el entrenador recalcó que esta actitud es usual en los habitantes de las comunidades marginales de nuestro país, son personas que suelen apoyarse y respaldarse para salir adelante; de hecho indica que este agregado es lo que los diferencia de otros equipos.
Este próximo del viernes 26 de octubre, el equipo del Colegio Ricardo Fernández G se miden ante su semejante del Liceo José M Castro M, quienes disputaran las semifinales del Torneo Intercolegial Masculino Futsal CCDR que tendrá lugar en la Ciudad Deportiva de Hatillo a la 1:00 de la tarde. ¡Buena suerte muchachos! Continúen poniendo en alto sus comunidades e institución educativa.